Monday, November 20, 2006

johnandpaulandgeorgeandringo.... and the moment of truth.

bueno chicos..... métanse en la camuchi, no se tapen demasiado porque hace calorcito y a la mañana se me van a despertar arrebatados... ah, y no se preocupen, que les dejo la lámpara encendida.

pero antes de irse a dormir.... la tía marian les va a contar ooooootra historia de los tíos john, paul, george y ringo. así que acomódense, afilen las orejitas, y presten atención.


era agosto de 1966. habían pasado dos años y medio desde i wanna hold your hand. en este interín, se había desatado la beatlemania, los fab habían tocado en lo de ed sullivan, en el shea stadium, y en el budokan, en tokio. ya sabían que elvis los tenía entre ceja y ceja, ya habían fumado porro con bob dylan, y ya lennon había dicho lo de "..más populares que jesús". ya había pasado she loves you, love me do, eight days a week, help, yesterday, ticket to ride.... y el viejo modelo beatle estaba dando señales sutiles de agotamiento. siete meses antes había salido rubber soul, y ese disco anticipaba un volantazo. de los grandes.

los tíos estaban, literalmente, en la cresta de la ola. no sé cuánto hubo de calculado y cuánto de cuelgue, pero, de hecho, creo positivamente que, en ese momento, sí eran más populares que jesús. se codeaban con la crème de la crème del ambiente artístico mundial; se podían dar el lujo de tocar, por primera vez en la historia, en un lugar sagrado -y prohibidísimo- para la cultura japonesa; mientras sotto voce se volteaban a muchas más groupies de las que podrían haber soñado alguna vez (teniendo además la caradurez de componer canciones al respecto, sino mirá norwegian wood), oficialmente se ponían de novios con muchachitas adorables como jane asher o patty boyd (luego conocida como layla, pero, uh, esa es una historia muy larga y enredada); podían amenazar con dejar de tocar en vivo (cosa que, de hecho, hicieron), y podían permitirse experimentar con cuanta sustancia se les cruzara por enfrente (cosa que, de hecho, nunca dejaron de hacer).

y claro, la bola de nieve que resultó de todas estas cosas fue un cañonazo. o un revolver. (cuá cuá.)


revolver es el disco-bisagra de los beatles. todo lo que se estaba cocinando en rubber soul, explotó acá (y esto recién empezaba... el disco que le sigue a revolver es sgt. pepper, heh...). todos los experimentos posibles, desde cintas tocadas al revés (y descubiertas por casualidad en un cuelgue cannabinoide por parte de john) hasta arreglos orquestales exquisitos, pasando por un ping pong de afanadas de guante blanco con los beach boys, jueguitos enfermantes con las velocidades de reproducción de la cinta, letras lisérgicamente hilarantes, saqueos insolentes a la biblioteca de sonidos de abbey road, la inclusión inédita de un sitar en una grabación de música pop, y nada más y nada menos que, en un cruce con la musique concrète, la invención del concepto de loop para ser incluido en una canción. djs amigos, sáquense el sombrero. ya.

todas estas innovaciones podrían ser simplemente anecdóticas si no fuera porque, además, los fab crearon para este disco unas canciones que son bellezas totales. nos podemos morir de risa con ringo cantando yellow submarine, pero se nos va a poner la piel de poio con las cuerdas de eleanor rigby. la voz pastosa y drogona de lennon en i'm only sleeping está perfectamente encastrada con los sonidos indios de i want to tell you; got to get you into my life te puede hacer acordar a una peli de sandro, pero taxman te hace revolear el flequillo y cantar a los gritos mientras desde los otros autos te miran con cara de :o. y tomorrow never knows... ya lo escribí en otros posts, y lo dije mil veces. nunca va dejar de asombrarme. nunca.

pero hoy, chicos, es el turno de for no one (clickée en el título y escuche, amiguete). creo que esta es una de las primeras canciones que pude tocar en el piano (eso sí, el solito del medio me costó un poco más....:P). la conocí por la banda de sonido de give my regards to broad street a la tierna edad de 12 añitos. después escuché la versión original y me gustó mucho más. bastantes años después encontré una versión de rickie lee jones que me hizo llorar a mares. y ahora va mi propia versión, a ver qué onda.


caramba. me estoy dando cuenta de que cada vez se me hace más difícil hacerme un ranking de mis temas preferidos de los beatles. ay. :P

4 comments:

Misaíl said...

Este sería un buen momento para que empiecen a funcionar los parlantes, pero bue, me queda imaginar la melodía al estilo beatles (completamente drogado).
Qué bien suena, che!.

MALiZiA said...

hola chica, a mi me pasa lo mismo, no puedo hacer ranking, pongo uno, y digo pero este me gusta... y así... son lo más!!!!!!!!!!!!!!!!!
besos y gracias por tu historia

FedX said...

Una Belleza tu versión Marian, sos nuestra Tori!!!
Yo tampoco puedo hacer rankings, maldita costumbre que se me pego de High Fidelity. Los hago, pero nunca quedo conforme.

furia_roja_ude said...

SUPER INTERESANTE TU ARTICULO. OJALA PUEDAS PASAR UN DIA A MI BLOGS Y LEER UN PAR DE COSAS QUE HE PUESTO. SALUDOS.

FEÑA.