Thursday, January 24, 2008

digno de deleuze.


un vecino random (creo que es uno de los de enfrente, pero no puedo asegurarlo) escucha la quiero a morir, por lo menos, una vez al día, a todo volumen. hoy ya la escuchó dos veces seguidas. en este momento está terminando la segunda vez.

hace cuatro años y medio que vivo acá. si alguna vez esto no sucedió, fue excepcional.

y desde hace cuatro años y medio busco la razón para esta conducta. o a esta persona le gusta demasiado el tema, o es TOC (terminología psi para la gente con trastorno obsesivo compulsivo), o tiene un fetiche con la música centroamericana mainstream.

cualquiera sea la razón, es evidene que a este ser se le han desviado uno o varios patitos de la fila.


eh-eh-eheheeeeeeeeeeh-e-eeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeehhhhh....!!!

8 comments:

PennyLane said...

Bueno, la vaga de al lado de mi casa escucha TODOS los días el cd de los Red Hot, creo que es el último. Ese que tiene la canción "eee... listen what i saay"

TODOS los días, pero TODOS, y a la misma hora.

Y alto, por supuesto, como es normal en estos casos.....

¬¬

PennyLane said...

Y otra cosa, yo estuve cerca del TOC así que más respeto :P

Así dormía yo:

Plaza Oeste-vidriera-Unicenter-como en el colectivo-dorado-muevo aca-semana que viene-Paraguay-vidriera-llamo Callao-aros-3 bajadas-sabado

Y puedo seguir :D

marian's audiolog said...

juaz, yo tmbién soy medio toc. de hecho, hoy me pelé las manos con lavandina limpiando la cortina del baño. :P

de todos modos creo que lo molesto es el toc musical. los otros se pilotean.... :D

Luigi said...

Alguien abrió la boca por ahí y si es cierto entonces...

FELIZ CUMPLEAÑOS!!!!!!!!!

y si no es cierto bueh, guarde este mensaje para cuando sea su cumpleaños...

Roedor said...

Sho le cuento, Marianita: "Je l'aime à mourir" es original de un cantautor francés medio finoli que se llama Francis Cabrel. La versión original es muy linda, es más, la letra es más que interesante, y sospecho que en la traducción no le hicieron honor.

Ponerle ritmo caribeño fue un sacrilegio local o de no sé dónde: el señor Cabrel (que comenzó su carrera como una especie de Dylan venido a menos, rubio y de ojos celestes) es un conchetín del interior de Francia, con una sensibilidad especial. Pruebe el original, no le va a disgustar.

Pero si quiere, a su vecino puede matarlo, nomás.

22 y 33 said...

Mi vecina de al lado ponía REM y Placebo a tal volumen que hacía vibrar el piso y las paredes que nos conectaba. Lo curioso es que es un edificio de 70 años de antigüedad con paredes de 45 cm de ancho. Imagínense lo que sería el bartifondo en casa de la susodicha. Era insufrible el zumbido de los vidrios cada vez que le daba por escuchar música (y eso que a mí REM me encanta), en general de lunes a viernes en horario de la cena. Ah... Delicias de la vida urbana!

Tucho said...

Tarde pero seguro: feliz cumpleaños!

Soy Anonymous (un personaje desconocido de Transformers). said...

Yo veni a saludar a la Miss Besotas por el Cumple y a decir que soy tan TOC que ya varias veces me recomendaron la terapia.

Gracias.

PD: ¿para cuando el Maná Maná? ¬¬