Thursday, July 21, 2011

una que NO sepamos todos.

dar shows en vivo en eventos privados tiene ese qué se yo, viste...?

sobre todo cuando caés soli(s)ta, con tu piano, tu mic y tus equipos (y tu no-marido que es un santo y te banca absolutamente en todas), y más aun cuando caés a una de esas fiestas que desea desesperadamente ser etiquetada como inolvidable, pero que no lo va a ser jamás. no importa el barrio privado en el que esté la sede del evento, no importa cuán fuerte hablan los invitados acerca de la camioneta, el campo o el finde en punta, no importa el dj que sólo pasa vinilos importados de los 70s (lo cual es genial, pero shhhh, ahora apunto a otra cosa :P); esa reunioncita que armaste en tu casona de las lomas, para la que contrataste el catering de comida vietnamita, un casino, dos odaliscas y un imitador de sabina JAMÁS va a tener onda, no importa cuánta plata le pongas encima.

y ahí estoy yo, en un rinconcito. para los papeles estoy amenizando "la recepción", pero francamete creo que estoy intentando por lo menos hacer un ensayo en vivo, que nunca viene mal. muchas veces me he puesto a charlar con los niños de la velada, que vienen, se asoman y preguntan cositas muy educadamente (incluso más que muchos adultos) y a los que percibo tan desencantados como yo ante tanto despliegue de cartón pintado, de besos en el aire y de sonrisas falsas. pero en general mi ello pendula entre el aburrimiento y el fastidio, mientras mi superyó ordena ponerle onda a i see trees of green red roses too, don't know why i didn't come, strumming my pain with his fingers o the moment i wake up before i put on my make up.

hasta ahí, todo normal. pero en algún momento, si los planetas se alinean, empieza a juntarse un grupete de adultos. van, vienen, algunos se quedan. algunos se copan. algunos empiezan a pedir temas.

y ahí viene la debacle.

-"cantáte una de los beatles!" ("super" -pienso yo.) "yellow submarine! obladí obladá! que están buenísimas!" ("..." -vuelvo a pensar.)
-"mi marido es re fanático de arjona! quiere cantar historia del taxi! (mientras marido me mira con cara de "por favor sacá ya la varita, apuntame y gritá evanesco!")
-"el rock nacional es lo más! cantáte otra vez en la vía, que está buenísssssima..." ("qué parte de 'rock nacional' no están pudiendo entender?" -me pregunto.)

ante todo, mucha calma. sonrisa inoxidable, y a tocar, que para eso me pagan. pero a veces siento que me puede saltar la térmica en un segundo. ante estas demostraciones de nulidad musical, siento un impulso irrefrenable de vomitarles el cancionero con la sopa de arvejas de linda blair en el exorcista. es más, lo imagino de lo más divertido. se lo merecen, por minusválidos musicales (gracias china!).

a veces sueño con tocar en fiestas en las que me digan: "tocáte una que NO sepamos todos!" una que sorprenda, una que te lleve a lugares inesperados, una que te emocione por primera vez, una que hace mil que no escuchás y que no recordabas que amás, una que te cambie la vida para siempre. es tan hermoso sentir eso, y debe ser tanto más hermoso sentirlo en tu propia casa, entre amigos, con gente que querés. tal vez una canción de esas haga que, finalmente, tu fiesta se vuelva inolvidable para vos o para alguien que está ahí compartiendo su tiempo con vos.

el tema que traigo a este post es, justamente, uno de esos temas. de un disco y de una banda que corren entre muchos de nosotros medio en secreto, y que a muchos de nosotros nos hace preguntarnos por qué no tuvieron más éxito. hay un tema de ellos que es bastante de culto, y que aparece en muchas pelis ambientadas en los '60 (y que yo estuve buscando infructuosamente durante décadas hasta que apareció -justamente- en una tocata entre amigos a principios de este año), pero después, no hay mucha más info circulando por ahí demasiado accesiblemente.

y es una lástima... odessey and oracle, de the zombies, es decididamente genial. tiene todo lo que a mí me encanta: el sonido sesentoso, los arreglos vocales y el teclado ahí al frente, en todos los temas. más no puedo pedir. pero ellos me regalaron esta maravilla llamada a rose for emily, el tema dos del disco (es más, seamos puristas: el tema 2 del lado A), una delicia pianística y vocal, y un verdadero desafío. les presento entonces el tema que NO sabemos todos, que creo que compensa esta bitching rampage.


ya saben. si me ven tocando en una fiesta con una media sonrisa, duden. o pídanme un tema raro. ahí sí van a verme sonreír de verdad. :D

6 comments:

Jesica C. Aloisio said...

Brillante como siempre marian, y tan bella canción..me transporte a un campo de tulipanes rojos , en una tarde de otoño...

Showdesergiotv Blog del canal said...

EXCELENTEEEEE PROFEEE!! no podes tener mejor voz!!!

Santiago Segura said...

Qué grosa, discazo y temón. Qué mala suerte que tenés con los públicos, podría haber algo mejor...

Si no viste la película Dear Wendy, buscala ya. Es más (busco):

http://www.cuevana.tv/peliculas/2944/dear-wendy/

(Ahí la tenés).

Los Zombies ocupan un lugar importante en la peli y la hacen más romántica. Después me contás.

Salud.

Fender Gebiet said...

Sentite acompañada. Uno quiere tocar esto (http://www.youtube.com/watch?v=wV8jztlVWtg) y le piden esto (http://www.youtube.com/watch?v=Bq4BQa1XNG0)

Luigi said...

Se puede pedir?

"Home" de Foo Fighters!!!!!

:)

Español / ENGLISH VERSION PAGE said...

entiendo tu suplicio y comparto tu pensar. my bello el tema.